Hoy tenemos un buen motivo para sonreír, y es que estamos felices de contarte que volvemos a abrir las puertas de nuestros puntos de venta. Leer comunicado.

Cómo se proyecta el mercado inmobiliario en 2020: claves y consejos

No cabe duda de que el mercado de la vivienda es uno de los que más interés despierta en nuestro país y son muchos los ojos que están puestos en él y el estudio de su evolución. Si estás interesado en comprar una casa o simplemente tienes curiosidad por conocer cuál será el estado del sector inmobiliario en España en 2020, sigue leyendo.

1 Crecimiento sostenible en 2020

Todo apunta a que el mercado de la vivienda seguirá experimentando un crecimiento sostenido durante 2020, con un leve crecimiento de precios según mercados y, en general, una estabilización de la demanda. Las viviendas de primer acceso, y por tanto de menor tamaño, se abren paso frente a las de reposición.

Se calcula que el crecimiento en 2020 del sector inmobiliario rondará en torno al 2% o 3%, dependiendo mucho de la zona geográfica, que puede hacer variar las predicciones. Según Samuel Población, Director Nacional de Residencial y Suelo de CBRE España, “tras 6 años de crecimiento económico notable, el mercado residencial español está entrando en una fase más madura del ciclo, impulsado principalmente por el contexto macroeconómico”.

2 Hay que impulsar la obra nueva

Parece que queda claro que lo importante para la actividad de la promoción y construcción es incrementar la cuota de mercado de la vivienda de obra nueva.

La vivienda de segunda mano sigue liderando la demanda, ya que cerca del 90% de las compraventas cerradas en 2019 ha sido de vivienda existente. Sin embargo, la demanda de vivienda nueva continúa en una fase de crecimiento y se concentra en las áreas metropolitanas de las grandes ciudades, aunque los volúmenes siguen encontrándose limitados por la falta de oferta.

La escasez de suelo finalista es ciertamente uno de los problemas a los que se enfrenta el sector, en especial en grandes urbes como Madrid o Barcelona, donde no hay suficiente suelo para satisfacer la creciente demanda.

3 ¿Y los precios? ¿suben o bajan?

Los precios de los pisos crecieron un 5% de media en 2019, y un 6% a lo largo de 2017 y 2018. Para este año, los expertos pronostican que sigan encareciéndose, aunque a un ritmo más bajo, por lo que es posible que las compraventas se frenen ligeramente. Todo apunta a que en 2020 el incremento del precio de la vivienda se situará en un 2-3% debido al contexto macroeconómico y a la situación avanzada del ciclo inmobiliario residencial. Crecimiento que podría verse rebajado principalmente por la incertidumbre en la situación geopolítica a nivel nacional y europeo, según plasma CBRE, en su Informe Residencial en España 2019.

El reto para este año 2020 será incrementar la oferta de vivienda social y asequible, con el objetivo de ofrecer mayores garantías de acceso a la vivienda a los más jóvenes, y combatir a su vez el aumento de los precios.

4 La inversión extranjera, en el punto de mira

Sin lugar a dudas, los inversores extranjeros supondrán una de las principales ventajas del mercado inmobiliario español en 2020. España es un país estable y con un sector constructor-inmobiliario de calidad, motivo más que suficiente para suscitar el interés de este tipo de inversores. Solo en el tercer trimestre de 2019, esta tendencia ha acarreado nada menos que el 12,4% de las operaciones de compraventa materializadas en nuestro país.

5 Tecnología & Sostenibilidad

Reducir los tiempos en los procesos de compra, eliminación de intermediarios, reunir todas las viviendas en venta en una única plataforma… la tecnología está transformando el mercado inmobiliario mundial de diferentes maneras. La inversión en la tecnología inmobiliaria está en auge y cada año abarca más inversión, con la intención de revolucionar por completo el mercado de la vivienda, tanto en la parte de ventas como en la construcción, administración e incluso alquiler.

El actual escenario plantea al sector distintos desafíos. Uno de los principales es garantizar el acceso a la vivienda. Por otro lado, destacamos la sostenibilidad por la puesta en marcha de la Directiva europea de Eficiencia Energética de Edificios. De igual modo, el reto de la industrialización como un modelo de trabajo estratégico y alternativo a la promoción residencial tradicional. Asimismo, la importancia cada vez mayor de todas aquellas tecnologías que logren una mayor eficiencia en los procesos de construcción.

¿Te ha interesado este artículo? Si quieres estar informado de todos nuestras nuevas entradas, no olvides suscribirte a nuestra newsletter para no perderte nada.

Suscríbete

Promociones destacadas