Hoy tenemos un buen motivo para sonreír, y es que estamos felices de contarte que volvemos a abrir las puertas de nuestros puntos de venta. Leer comunicado.

¿Cómo prepararnos para la nueva normalidad? 5 pautas para retomar la rutina

Por suerte, empezamos a ver la luz al final del túnel dentro de esta crisis del Coronavirus y nuevos términos se van incluyendo en nuestro lenguaje del día a día, entre las que destacan desescalada y nueva normalidad.

El Gobierno ya ha anunciado el plan con las medidas de desescalada que nos permitirán volver a la calle y a nuestra rutina poco a poco. Una desescalada gradual del confinamiento, por fases y provincias, que en el mejor de los casos desembocará a finales de junio en una ‘nueva normalidad’. Hace dos semanas fueron los niños los primeros en tomar las calles, durante una hora y manteniendo las medidas de seguridad y distanciamiento pertinentes. El fin de semana pasado fue el turno del resto de la población. Una alegría contenida y con muchas dudas, pero poder pasear y hacer deporte al aire libre a partir del día 2 de mayo ha sido como ver la luz al final del túnel.

Mejor dicho, ha sido empezar a vez la luz en ese túnel, ya que a partir de ahora comenzamos todo un proceso de adaptación a nuestras rutinas diarias para volver a nuestras vidas. Aunque es importante que tengas `presente que probablemente ya nada vuelva a ser igual, de ahí que se esté utilizando tanto el término de «nueva normalidad». No te asustes, no tiene por qué ser nada malo, simplemente es importante que incorporemos, a la hora de retomar la rutina, nuevos hábitos, pautas y costumbres para que todo salga según lo previsto. No te preocupes, desde Inmoglaciar, queremos compartir contigo las pautas para retomar la rutina de la mejor manera en esta nueva normalidad que nos espera.

1 Incorpora en tus hábitos las nuevas medidas de higiene y distanciamiento

Sí, poco a poco vamos saliendo a la calle y retomando nuestras actividades habituales. Pero si algo tiene que quedarnos claro es la importancia de incorporar a nuestra nueva normalidad hábitos que antes no contemplábamos.

Es el caso de accesorios como las mascarillas y los guantes desechables, que todo apunta a que nos acompañarán al menos durante unos meses. La distancia social también será un básico en nuestra nueva normalidad. Pronto volveremos a encontrarnos con nuestro familiares y amigos, pero es importante mantener de momento la distancia de seguridad de 2 metros, para proteger y protegernos.

Si algo hemos interiorizado en estas semanas de confinamiento es saber mantener la higiene a raya, y esto es algo que tendremos que continuar haciendo en la etapa de desescalada. No olvides seguir lavándote las manos con frecuencia, mantener tu hogar aireado y limpio, llevar gel hidroalcohólico siempre contigo cuando salgas y desinfectar los productos que compres en el supermercado.

2 Sé paciente: la adaptación a la nueva normalidad no es inmediata

Se dice que los seres humanos somos capaces de superar cualquier cosa… y generalmente es cierto. Sin embargo, a veces esperamos retomar la rutina en cuanto el estado de alerta acabe, como si nada hubiese ocurrido. Es importante que sepas que nuestra adaptación a la nueva normalidad probablemente no sea un proceso tan instantáneo. Eso no significa que algo vaya mal en nosotros o que tengamos problemas graves, simplemente necesitamos tiempo para retomar el ritmo de nuevo.

No tengas prisa y sé paciente y comprensivo contigo mismo. El hecho de que haya ciertas actividades permitidas no significa que estemos obligadas a hacerlas todas inmediatamente. Tómate tu tiempo para pedir tu cita en la peluquería, dosifica las posibles reuniones con amigos y espera a ver cómo evoluciona la situación antes de incorporar tus cañas con los amigos a tu rutina semanal.

3 Retoma objetivos poco a poco

Es posible que antes de que esta crisis sanitaria nos sorprendiera a todos, tuvieras la intención de comenzar algún proyecto vital de importancia. ¿Boda a la vista?, ¿lanzar un negocio?, ¿comprar una casa ?

La situación de incertidumbre de la que a penas comenzamos a salir, ha generado que muchos de nuestros planes se hayan quedado en «stand by», pero quizá empieza a ser el momento de retomarlos, siempre con prudencia y analizando muy bien la situación. No hay nada mejor para afrontar esta nueva normalidad y retomar la rutina que pudiendo concentrarnos en proyectos personales y profesionales que nos entusiasmen.

4 Deporte en la nueva normalidad: mejor poco a poco

Muchas semanas de confinamiento en las que unos han podido correr en cinta, otros en jardines o terrazas y los ha habido incluso haciendo largas distancias en los pasillos y pequeños rincones de sus casas. También, tal y como te contábamos en nuestro último artículo, hemos contado con infinidad de opciones para hacer deporte en casa. La Organización Mundial de Salud, en condiciones normales, aconseja dedicar como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa.

Como todos sabemos, tras el confinamiento esto ha cambiado radicalmente. Así que ojo con volver con mucho entusiasmo en esta nueva normalidad, porque un atracón puede ser contraproducente. Además una lesión ahora puede tener consecuencias mucho peores: para el que la sufre y para un sistema sanitario que debe atender otras prioridades.

Todos los expertos recomiendan ir poco a poco en esta desescalada. Antes de empezar a correr, prueba a comenzar con caminatas en las horas indicadas por las autoridades y respetando los límites de distancia. A la hora de retomar la rutina es importante escuchar al cuerpo y hacer la transición a nuestra actividad deportiva tras el confinamiento de forma gradual para no sobrecargar los músculos y las articulaciones, evitar impactos excesivos y reducir el riesgo de padecer lesiones.

5 El ocio y las vacaciones de la nueva normalidad

¿Qué va a ocurrir con este verano? ¿Qué va a ser de las habituales las piscinas públicas, las playas, las reuniones en grupo de varios amigos, los bares y las terrazas repletas, los conciertos, el cine, los festivales y toda la cantidad de actividades que concebimos normales en la época estival? Todavía es pronto para saber cómo serán las vacaciones de verano en esta nueva normalidad, pero todo apunta a que tendremos que aceptar nuevas formas de ocio para la época estival.

Viajar para conocer otros países y ciudades, salir a tomar algo cuando baje el sol, cenar en la terraza de un restaurante, ir a conciertos o festivales, practicar deportes acuáticos o en grupo, tardes de piscina, días enteros al sol en la playa y los chiringuitos… todos nos preguntamos volveremos a disfrutar de estas pequeñas cosas que significan “verano”. No cabe duda de que este año será muy diferente, pero del que estamos seguros que podremos sacarle todo el partido disfrutando del aire libre, los paseos y el tiempo con nuestros familiares y amigos.

Si quieres seguir de cerca toda nuestra actividad durante la desescalada, no dudes en seguirnos en nuestras redes sociales -Instagram, Facebook, LinkedIn- o a través de nuestras página web.

Seguimos #contigodesdecasa

Promociones destacadas