¿Qué gastos acarrea una hipoteca? Todo lo que debes saber en 2020

En los últimos años hemos asistido a una innegable recuperación del sector inmobiliario y este 2020 se caracterizará por la estabilización de la demanda. Por este motivo, es probable que te encuentres en ese momento en el que quieras dar el “si, quiero” a una vivienda, pero no sabes por dónde empezar… ¿Es caro pedir una hipoteca? ¿qué otros gastos van asociados? Hoy desde Inmoglaciar te damos todas las claves para saber cuánto puede costarte pedir un préstamo hipotecario en 2020.

1 Compra de una vivienda

Como ya contamos en nuestro artículo “Comprar o alquilar ¿Qué es más rentable en 2020?”, la compra de una vivienda implica unos gastos extras que habrá que sumar al precio de base del inmueble. Y prueba de ello es la firma de una hipoteca, que acarrea una serie de gastos de intereses, impuestos y comisiones a lo largo de toda una vida. En concreto, hay dos tipos de gastos que deberías tener en cuenta antes de comprarte una casa: los costes de la propia compraventa y los de la hipoteca.

En lo que respecta al primer grupo, se trata de gastos que siempre corren a cuenta del comprador y consisten en cargos como la notaría, el registro de la propiedad e impuestos como el IVA. En el caso de los gastos que acarrea una hipoteca hablaríamos de cinco grandes grupos: tasación, notaría, registro, gestoría y el impuesto de Actos Jurídicos Documentados. ¿A cuánto pueden ascender estos gastos? ¿Quién se hace exactamente cargo de ellos? Te contamos todo, ¡sigue leyendo!

2 Gastos de formalización de una hipoteca

Dentro de toda la vorágine administrativa que supone un préstamo hipotecario seguramente no veas claro cuánto puede costarte. Te explicamos todo al detalle:

Tasación

La entidad financiera debe efectuar una tasación de la vivienda que se quiere hipotecar. Este es un trámite obligatorio por ley y además debe ser desarrollado por una entidad tasadora inscrita y registrada en el Banco de España. El objetivo es determinar de forma oficial el valor real del inmueble y, aunque no existe ningún límite legal para estipular su coste, suele oscilar entre los 200 y los 500 euros, dependiendo de la entidad y del valor final del inmueble.

Notaría

Los gastos de notaría son los que se producen por el otorgamiento de la escritura pública del préstamo hipotecario. Digamos que el notario debe dar fe pública de las escrituras de la hipoteca y la entidad que las otorga. En cuanto al coste, está fijado por unos aranceles notariales estipulados por el Gobierno hace 30 años, pero siempre puedes tratar de negociar el precio con el notario. Normalmente, para una hipoteca de 150.000 euros, los costes de notaría oscilarían entre los 800 y los 1.000 euros.

Registro de la propiedad

Son los honorarios generados por inscribir la compra-venta en el Registro de la Propiedad. Este cargo también está fijado por normativa y su montante depende del precio del inmueble. Aproximadamente, para una hipoteca de 150.000 euros, el coste rondaría los 250 euros.

Gestoría

Es el pago al gestor administrativo por realizar todos los trámites necesarios hasta la inscripción de la escritura de compra en el Registro de la Propiedad. Este tipo de costes no están limitados por ley, per suelen ascender a entre 150 y 300 euros.

Impuestos hipotecarios

En concreto, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Se trata de un tributo que se paga siempre que se suscribe un documento notarial que luego debe inscribirse en el registro y con cuantía económica. Su importe está estipulado por las administraciones autonómicas y puede variar entre el 0,5% y el 1,5% de la responsabilidad hipotecaria.

3 Otros gastos hipotecarios

Hasta ahora hemos hablado de los gastos básicos de contratación de una hipoteca, pero existe otro que deberías tener en cuenta:

Comisión de apertura

Es la comisión que cobra el banco por la tramitación de la hipoteca. No está limitada por ley, pero es raro que hoy por hoy alguna entidad cobre más de un 1% o un del 2% del capital prestado. De hecho, cada vez hay más bancos que no cobran ningún tipo de comisión de apertura. El montante se deduce directamente del dinero que la entidad financiera entrega al hipotecado.

4 ¿Quién paga todos estos gastos?: Nueva Ley hipotecaria

Llegó la hora de saber cómo van a afectarte todos estos gastos en este 2020. Bien, seguro que te interesa saber que en junio del año pasado comenzó a aplicarse la nueva Ley hipotecaria, que, en resumidas cuentas, pretende aplicar una directiva aprobada por la Unión Europa en 2014. Entre otras cosas, esta ley estipula a quién le corresponde pagar cada uno de los distintos gastos hipotecarios. Y las cosas quedan así:

  • Los gastos de tasación del inmueble corresponderán al prestatario (solicitante de la hipoteca) y los de gestoría al prestamista (entidad financiera).
  • También será la entidad financiera la que asuma el coste de los aranceles notariales de la escritura de préstamo hipotecario.
  • En cuanto a los gastos de la inscripción en el Registro de la Propiedad, también es el prestamista el que deberá hacerse cargo.
  • En lo que respecta a los Actos Jurídicos Documentados se realizará de conformidad con lo establecido en la normativa tributaria aplicable.

5 ¿Cómo calcularlo?

En Inmoglaciar queremos traducir las palabras a números, para que puedas hacerte una idea de cuánto exactamente estamos hablando. Para ello hemos tomado como referencia una hipoteca de 200.000 euros y hemos desglosado los gastos de esta manera:

  • Tasación: 500 euros
  • Notaría: 1.000 euros
  • Registro: 350 euros
  • Gestoría: 300 euros
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados: 1.200 euros (en la Comunidad de Madrid)

TOTAL: 3.350 euros

No olvides que en todas las promociones anunciadas en nuestra web tienes una calculadora de hipotecas, muy fácil de usar y con la que podrás obtener el gasto mensual según el precio del inmueble. ¡Pruébalo!

Promociones destacadas